Buscan regular la actividad de los «trapitos»

La actividad informal e ilegal que llevan a cabo los “trapitos” o “cuida coches” creció rápidamente en los últimos años en la ciudad de Yerba Buena. Aproximadamente 150 personas cobran por cuidar el auto o lavarlo mientras permanece estacionado en puntos estratégicos de la ciudad.

El clima de opinión entre los vecinos está dividido entre quienes creen necesario erradicar a los ‘trapitos’ porque generan situaciones violentas y cobran tarifas elevadas, y entre quienes entienden que se trata de un trabajo precario al que algunas personas acceden por necesidad. Sin embargo, todos coinciden en que la situación debe ser regulada.  En este contexto, el concejal Javier Jantus (Por Yerba Buena) presentó un proyecto de ordenanza esta semana que prevé regular la actividad.

“El otro día vimos como un hombre en moto llegó y se acercaron todos los trapitos a rendirle la plata. Esto marcó un límite. Hay una actividad absolutamente ilegal, paralela, no regulada y genera muchas veces situaciones violentas”, remarcó el edil.

El objetivo del proyecto es regular la actividad y apunta principalmente a hacer del estacionamiento pago “una actividad que genere ingresos a las personas que lo necesitan”. La ordenanza les da prioridad a madres solteras que tienen sus hijos a cargo y personas en situación económica precaria. “Se prevé hacer un registro, que cuenten con un carnet identificatorio y con una tarifa pautada para que no se cobre lo que se quiera ni a voluntad del automovilista”.

Además el proyecto presenta un marco amplio para que el Ejecutivo elija en qué lugares se desarrollará la actividad. “También se tiene en cuenta que se haga con permisionarios y permanezca abierto a que eventualmente haya una cooperativa que pueda concesionar el servicio como se hace en Capital”.

Las zonas de calle Pringles entre Florida y Thames, las cuadras cercanas a la rotonda de la avenida Aconquija y en avenida Perón a la altura del Open Plaza, son los lugares en los que se concentran los ‘trapitos’. Según el subdirector de Saneamiento Ambiental de Yerba Buena, Santiago Yanicelli, los reclamos que recibieron desde el área están relacionados a las elevadas tarifas y a amenazas. “Algunos cobran la voluntad, pero otros cobran por la mañana $20 o $25  y por la noche $50. Y las situaciones de violencia se viven cuando los conductores se niegan a pagar ese monto, por lo general, amenazan a las mujeres solas con rayar el auto”.

Jantus concluyó que “nos parece que es la solución más adecuada la regulación de la actividad. Porque la opción de evitarla significa intervenir por medio de alguna fuerza pública, lo que me parece que generaría un conflicto mayor”.

Artículos Relacionados

Política argentina: ¿Qué carajo está pasando?

Un segundo batacazo en este inusual año de elecciones y sus inminente consecuencias nos da para pensar qué carajo está pasando en el plano político nacional. Cómo explicamos el arrebato electoral de Milei en las PASO, cómo explicamos la remontada de Massa y cómo se puede comprender la humillante derrota y debacle de Juntos por el Cambio. 

“Siento una inmensa felicidad”: Pablo Macchiarola, nuevo intendente de Yerba Buena

El flamante jefe municipal prestó juramento ante el gobernador de la Provincia, el contador Osvaldo Jaldo.

Yerba Buena figura entre las ciudades más hospitalarias de Argentina

Se trata de un estudio del reconocido sitio turístico Booking.

Últimas Noticias