Buscan darle una solución «inteligente» a la crítica situación de los refugios

«Me movilizo en transporte público desde toda mi vida, asi que conozco bien a Yerba Buena y a la Capital: cada vez que llueve, siento tanta impotencia de no sentirnos cuidados por las municipalidades o quien corresponda, por tanto dinero invertido en refugios qué no sirven para nada (porque) si llueve te mojás y si hace calor, pasan los rayos solares», escribió  Cecilia Álvarez Petazzi en el grupo «Vecinos de Yerba Buena».
El posteo revela una mezcla de bronca y desazón por los obstaculos que día a día tienen que sortear los usuarios de transporte público para llegar a destino, ya sea por el calor abrasador del verano tucumano o porque el clima decidió virar y sorprender con frío y lluvia. Eso fue lo que pasó la semana pasada: empezó a llover, y el día de Cecilia, cambió. 
Además del diseño que no ayuda, acciones vandálicas complican aun más el panorama. En la platabanda del barrio Teléfonico y Esperanza los refugios lucen destruidos producto del vandalismo.  La denunciante asegura que vio a los hijos de sus propios vecinos rompiendo las estructuras dispuestas en las paradas. «Los padres son responsables cuando los chicos salen a la calle. Seguimos en una sociedad que no quiere mirar, y no le importa nada», reflexionó.   
Pensando alternativas 
Mientras Cecilia sufría la falta de resguardo, en otro rincón de la ciudad un grupo de estudiantes presentaba alternativas «inteligentes» para brindar una respuesta a la problemática. 
En el marco del Octubre Tecnológico de la Universidad de San Pablo-T, los alumnos de la carrera de Diseño Industrial presentaron 11 prototipos de refugios en base a las características de la zona. El proceso creativo comenzó cuando la Municipalidad de Yerba Buena requirió a la institución educativa propuestas innovadoras para la ciudad. 
Desde la USP-T destacaron que los refugios diseñados no requieren una gran inversión y  son amigables con el medio ambiente. La mayoría cuentan con paneles solares para generar energía con la cual se puede cargar celulares y consultar mediante sistema de GPS el recorrido de la línea que el usuario de transporte público necesita abordar para llegar a destino. 
En esta oportunidad, a diferencia de otras, los vecinos podrán elegir el modelo que más le guste, según su funcionalidad y estética, para disponerlos a lo largo de la avenida Aconquija. Los proyectos serán exhibidos durante el mes de noviembre en el Yerba Buena Shopping (avenida Aconquija 1799) y una vez que se sepa cuál es el elegido, las Secretarías de Innovación y de Obras Públicas de la Municipalidad estarán a cargo de gestionar su construcción. 
«Me movilizo en transporte público desde toda mi vida, asi que conozco bien Yerba Buena y la Capital: cada vez que llueve, siento tanta impotencia de no sentirnos cuidados por las municipalidades o quien corresponda, por tanto dinero invertido en refugios qué no sirven para nada (porque) si llueve te mojás y si hace calor, pasan los rayos solares», escribió Cecilia Álvarez Petazzi en el grupo de Facebook «Vecinos de Yerba Buena».
El posteo revela una mezcla de bronca y desazón por los obstáculos que día a día tienen que sortear los usuarios de transporte público para llegar a destino, ya sea por el calor abrasador del verano tucumano o porque el clima decidió virar y sorprender con frío y lluvia. Eso justamente fue lo que pasó la semana pasada: empezó a llover y el día de Cecilia, se complicó. 
Además del diseño que no ayuda, acciones vandálicas complican aun más el panorama. En la platabanda del barrio Teléfonico y Esperanza los refugios lucen destruidos producto del vandalismo.  La denunciante asegura que vio a los hijos de sus propios vecinos rompiendo las estructuras dispuestas en las paradas. «Los padres son responsables cuando los chicos salen a la calle. Seguimos en una sociedad que no quiere mirar y no le importa nada», reflexionó.  
Pensando alternativas 
Mientras Cecilia sufría la falta de resguardo, en otro rincón de la ciudad un grupo de estudiantes presentaba alternativas «inteligentes» para brindar una respuesta a la problemática. 
En el marco del Octubre Tecnológico de la Universidad de San Pablo-T, los alumnos de la carrera de Diseño Industrial presentaron 11 prototipos de refugios en base a las características que presenta la zona. El proceso creativo comenzó cuando la Municipalidad de Yerba Buena requirió a la institución educativa propuestas innovadoras para la ciudad. 
Desde la USP-T destacaron que los refugios diseñados no requieren una gran inversión y  son amigables con el medio ambiente. La mayoría cuenta con paneles solares para generar energía con la cual se pueden cargar celulares y consultar, mediante sistema de GPS, el recorrido de la línea que el usuario de transporte público necesita abordar para llegar a destino. 
En esta oportunidad, a diferencia de otras, los vecinos podrán elegir el modelo que más le guste, según su funcionalidad y estética, para disponerlos a lo largo de la avenida Aconquija. Los proyectos serán exhibidos durante el mes de noviembre en el Yerba Buena Shopping (avenida Aconquija 1799) y una vez que se sepa cuál es el elegido, las Secretarías de Innovación y de Obras Públicas de la Municipalidad estarán a cargo de gestionar su construcción. 

Artículos Relacionados

Política argentina: ¿Qué carajo está pasando?

Un segundo batacazo en este inusual año de elecciones y sus inminente consecuencias nos da para pensar qué carajo está pasando en el plano político nacional. Cómo explicamos el arrebato electoral de Milei en las PASO, cómo explicamos la remontada de Massa y cómo se puede comprender la humillante derrota y debacle de Juntos por el Cambio. 

“Siento una inmensa felicidad”: Pablo Macchiarola, nuevo intendente de Yerba Buena

El flamante jefe municipal prestó juramento ante el gobernador de la Provincia, el contador Osvaldo Jaldo.

Yerba Buena figura entre las ciudades más hospitalarias de Argentina

Se trata de un estudio del reconocido sitio turístico Booking.

Últimas Noticias