Una casa de Yerba Buena con estilo propio

Rodeado de abundante vegetación y con el cerro San Javier como vista principal, el arquitecto tucumano José María Zamora busco cambiar el paisaje del lugar.
Constuida sobre un desnivel del terreno caracteristico de la zona, incorporo planos cerrados para las caras de la casa que dan hacia las calles y expectaculares vistas hacia los cerros. 
Para acceder a la casa se realiza a través de un puente peatonal que conecta el nivel del terreno con la planta baja de la casa, que se encuentra elevada y aparenta flotar.
Cuenta de tres niveles, un semisubsuelo donde se encuentra el estacionamiento, lavadero, la sala de maquinas y con una superficie suficiente para la ampliación de dos dormitorios. Una planta baja de doble altura donde se encuentra la cocina, el living comedor,la biblioteca y la terraza integrado y en el primer piso para los dormitorios y vestidor.Y un entrepiso que se utiliza a modo de estudio y un sector destinado para huespedes.
«La vivienda se genera en una losa-tabique plegado de hormigón visto, de alto contraste con el lugar. Esta placa contiene un volumen suspendido y la cobierta configura el espacio habitable, que se integra totalmente al paisaje» explicó el arquitecto a la revista especializada en arquitectura «Estilo propio». 

Rodeado de abundante vegetación y con el cerro San Javier como vista principal, el arquitecto tucumano José María Zamora buscó cambiar el paisaje del lugar.

Constuida sobre un desnivel del terreno caracteristico de la zona, incorporó planos cerrados para las caras de la casa que dan hacia las calles y con espectaculares vistas hacia los cerros. 

Para acceder a la vivienda se debe creuzar un puente peatonal que conecta el nivel del terreno con la planta baja de la casa, que se encuentra elevada y aparenta flotar.

Cuenta de tres niveles, un semisubsuelo donde se encuentra el estacionamiento, lavadero, la sala de maquinas y con una superficie suficiente para la ampliación de dos dormitorios. Una planta baja de doble altura donde se encuentra la cocina, el living comedor,la biblioteca y la terraza integrado y en el primer piso para los dormitorios y vestidor. Por último, hay un entrepiso que se utiliza a modo de estudio y un sector destinado para huespedes.

«La vivienda se genera en una losa-tabique plegado de hormigón visto, de alto contraste con el lugar. Esta placa contiene un volumen suspendido y la cobierta configura el espacio habitable, que se integra totalmente al paisaje», explicó el arquitecto a la revista especializada en arquitectura «Estilo propio»

Artículos Relacionados

Política argentina: ¿Qué carajo está pasando?

Un segundo batacazo en este inusual año de elecciones y sus inminente consecuencias nos da para pensar qué carajo está pasando en el plano político nacional. Cómo explicamos el arrebato electoral de Milei en las PASO, cómo explicamos la remontada de Massa y cómo se puede comprender la humillante derrota y debacle de Juntos por el Cambio. 

“Siento una inmensa felicidad”: Pablo Macchiarola, nuevo intendente de Yerba Buena

El flamante jefe municipal prestó juramento ante el gobernador de la Provincia, el contador Osvaldo Jaldo.

Yerba Buena figura entre las ciudades más hospitalarias de Argentina

Se trata de un estudio del reconocido sitio turístico Booking.

Últimas Noticias