El destino de una obra de León Alperovich Group quedará en manos del Concejo Deliberante de Yerba Buena

Los tires y alfojes entre los poderes Legislativo y Ejecutivo de Yerba Buena parecen no tener fin. En menos de un mes, el Concejo Deliberante disolvió un veto del intendente a una iniciativa que él mismo había propuesto en su época de concejal y lanzó una batería de críticas por una obra que él mismo denunció como irregular. Esta mañana, en ‘Los Primeros’, Mariano Campero salió al cruce de sus impensados detractores y echó algo de claridad a una polémica que parece recién comenzar.
Durante el programa televisivo emitido a través de Canal 10, el mandatario anunció que serán los concejales los responsables de definir el futuro del edificio que construye León Alperovich Group, en avenida Presidente Perón y Fanzolata, apuntado por incumplir con el Código Urbano vigente.
La edificación había estado en el ojo de la tormenta por bloquear deliberadamente un camino de sirga. La acción motivó denuncias de concejales opositores a la anterior gestión ─de Daniel Toledo─, que fue la que aprobó la puesta en marcha de la obra.
En cuanto al veto a la iniciativa presentada por él mismo como concejal, para habilitar al Concejo Deliberante a participar en la revisasión y vidaso de obras, se justificó aclarando que se está trabajando en una reforma integral del código de planeamiento urbano. «Si lo modificamos todas las normas anteriores dejarán de tener vigencia, y lo que hoy en día necesitamos es una planificación de la que participen todos los actores, siendo razonables, con una plan de ciudad con desarrollo sustentable proyectada para los próximos 20 años», puntualizó.
Lluvia de críticas
El concejal del PRO, Pedro Albornoz Piossek, es uno de los principales críticos del intendente por el polémico edificio; el mes pasado, adelantó que pediría su demolición, de ser necesario. Lanzó duras críticas a Campero, luego de que su jefe de Gabinete, Manuel Courel, expresara que no era posible demoler la construcción.
«Me sorprenden las declaraciones de este señor. Decir que no pueden demoler las torres de Alperovich Group es una falacia. Y demuestra una falta de decisión política. ¿Acaso van a seguir priorizando los negocios inmobiliarios, en vez del respeto por las normas?», se preguntó el dirigente del macrismo.

Los tires y alfojes entre los poderes Legislativo y Ejecutivo de Yerba Buena parecen no tener fin. En menos de un mes, el Concejo Deliberante disolvió un veto del intendente a una iniciativa que él mismo había propuesto en su época de concejal y lanzó una batería de críticas por una obra que él mismo denunció como irregular. Esta mañana, en ‘Los Primeros‘, Mariano Campero salió al cruce de sus impensados detractores ─compañeros del mismo frente político─ y echó algo de claridad a una «guerra» que parece recién comenzar.

Durante el programa televisivo emitido a través de Canal 10, el mandatario anunció que serán los concejales los responsables de definir el futuro del edificio que construye León Alperovich Group, en avenida Presidente Perón y Fanzolata, apuntado por incumplir con el Código Urbano vigente.

La edificación había estado en el ojo de la tormenta por bloquear deliberadamente un camino de sirga. La acción motivó denuncias de concejales opositores a la anterior gestión ─de Daniel Toledo─, durante la cual se aprobó la puesta en marcha de la obra.

En cuanto al veto a la iniciativa presentada por él mismo como concejal, para habilitar al Concejo Deliberante a participar en la revisión y visado de obras, se justificó aclarando que se está trabajando en una reforma integral del código de planeamiento urbano. «Si lo modificamos todas las normas anteriores dejarán de tener vigencia, y lo que hoy en día necesitamos es una planificación de la que participen todos los actores, siendo razonables, con una plan de ciudad con desarrollo sustentable proyectada para los próximos 20 años», puntualizó.

Lluvia de críticas

El concejal del PRO, Pedro Albornoz Piossek, es uno de los principales críticos del intendente por el polémico edificio; el mes pasado, adelantó que pediría su demolición, de ser necesario. Lanzó duras críticas a Campero, luego de que su jefe de Gabinete, Manuel Courel, expresara que no era posible demoler la construcción.

«Me sorprenden las declaraciones de este señor. Decir que no pueden demoler las torres de Alperovich Group es una falacia. Y demuestra una falta de decisión política. ¿Acaso van a seguir priorizando los negocios inmobiliarios, en vez del respeto por las normas?», se preguntó el dirigente del macrismo.

Artículos Relacionados

Política argentina: ¿Qué carajo está pasando?

Un segundo batacazo en este inusual año de elecciones y sus inminente consecuencias nos da para pensar qué carajo está pasando en el plano político nacional. Cómo explicamos el arrebato electoral de Milei en las PASO, cómo explicamos la remontada de Massa y cómo se puede comprender la humillante derrota y debacle de Juntos por el Cambio. 

“Siento una inmensa felicidad”: Pablo Macchiarola, nuevo intendente de Yerba Buena

El flamante jefe municipal prestó juramento ante el gobernador de la Provincia, el contador Osvaldo Jaldo.

Yerba Buena figura entre las ciudades más hospitalarias de Argentina

Se trata de un estudio del reconocido sitio turístico Booking.

Últimas Noticias